• version imprimible
Viernes, mayo 4 de 2018

Gastos operacionales y de libre disposición de la Presidencia explican más del 70% de medidas de austeridad

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, junto al director de Presupuestos, Rodrigo Cerda, y al subsecretario de Hacienda, Francisco Moreno, anunció hoy una extensión de las medidas de austeridad por un total de US$4.600 millones para el periodo 2018-2021 —monto que incluye los cerca de US$500 millones anunciados el 4 de abril—, es decir, del orden de US$1.150 millones anuales. Esta última cifra representa un 1,6% del Presupuesto 2018 aprobado por el Congreso Nacional.

Las medidas de austeridad se implementarán de forma pareja para todos los ministerios y servicios, y adicionalmente se plasmará en algunos programas fiscales específicos, explicó el jefe de las finanzas públicas.

En orden de magnitud, dos son los ejes que explican casi el 70% del plan de austeridad. En primer lugar, rebajas por concepto de gastos en soporte, principalmente en bienes y servicios de consumo (subtítulo 22 de la Ley de Presupuestos) y adquisición de activos no financieros (computadores, automóviles, equipamiento de oficinas, etcétera; subtítulo 29) que ascienden a cerca de US$500 millones anuales. En segundo lugar, fondos de libre disponibilidad de la Presidencia que involucran unos US$350 millones al año.

“Quiero reconocer especialmente el apoyo y compromiso del Presidente Piñera con este esfuerzo, porque una parte importante del ajuste viene de la liberación de estos recursos, lo que permitirá mejorar nuestra posición fiscal y financiar medidas emblemáticas de su programa de gobierno”, sostuvo el ministro de Hacienda.

En tercer lugar, y en un monto menor, las medidas de austeridad apuntan a programas que han sido mal evaluados por las agencias externas a Hacienda que monitorean los programas públicos. Este último ítem involucra recursos por menos de US$80 millones al año.

El ministro de Hacienda garantizó que “ningún programa bien evaluado tendrá recortes”.

Agregó que con estas medidas el Gobierno se está haciendo cargo del complejo escenario fiscal que enfrenta el país, a una semana de haber informado gastos comprometidos sin financiamiento por cerca de US$ 5.500 millones para los próximos 4 años.

Estas medidas de austeridad permitirán mejorar la posición fiscal y dar espacio al financiamiento de iniciativas emblemáticas de la actual administración, tales como:

•        Avanzar en el acceso universal a las salas cuna para hijos de trabajadores y priorizar la educación temprana para los niños entre 2 y 4 años.

•        Disminuir las listas de espera en salud y financiar en parte el déficit operacional de los hospitales.

•        Contribuir al financiamiento de la gratuidad otorgada a los estudiantes de centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP) correspondientes al 70% de familias más vulnerables.

•        Contribuir a financiar el aumento en un 25% en la subvención de niños atendidos por organismos colaboradores —residenciales— del Sename. Este incremento de recursos irá aparejado además con mayores estándares para quienes reciban estos dineros.

•        Avanzar en financiar la nueva regulación migratoria, la que incluye la creación de un Servicio Nacional de Migraciones y un registro que contendrá la identificación de los extranjeros que se encuentren en Chile.

Puntualmente, respecto del tema déficit en Salud, que explica gran parte de los compromisos sin financiamiento, el titular de la Dipres, Rodrigo Cerda, señaló: “La última cifra que conocemos de 2017 es que Salud se sobre ejecutó en US$ 1.000 millones. Eso tenemos que financiarlo, así de simple, y tenemos que considerarlo en nuestras proyecciones”.

Respecto de si hubo un cambio de metodología para analizar los gastos comprometidos, explicó que Ley 1.263 de administración financiera del Estado exige hacer proyecciones para los 3 años siguientes. “En esos informes se incluyen líneas de gasto hacia adelante, lo que se llama gastos comprometidos.  Son ítems que aparecen en el Informe de Finanzas Públicas —desde hace muchos años—, donde aparecen las definiciones que nosotros estamos ocupando”, dijo Cerda.

El ministro de Hacienda también anunció que la próxima semana ingresará el proyecto de ley que da autonomía y recursos al Consejo Fiscal Asesor.

Agregó que los próximos pasos del Gobierno en materia fiscal serán el ingreso de esta iniciativa junto con el decreto donde se definirá el compromiso fiscal del Gobierno.

Ir arriba