• version imprimible
Viernes, mayo 26 de 2017

Valdés pide a Contraloría clarificar “un conjunto de situaciones que a nuestro juicio ponen en riesgo una adecuada administración de las empresas públicas”

  • Titular de Hacienda expresó la preocupación del gobierno por los efectos de los pronunciamientos de la Contraloría General de la República en la gestión de las empresas públicas.  
  • “Hoy percibimos que se empieza a instalar un escenario de incertidumbre en la administración superior de varias de estas empresas respecto de por ejemplo a sus facultades, hasta dónde llegan, lo que evidentemente puede impactar el buen funcionamiento de las empresas”, afirmó.

Santiago, 26 de mayo de 2017.- El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, manifestó hoy su preocupación por los efectos que pronunciamientos de la Contraloría General de la República en la gestión de las empresas públicas, los que a su juicio incidirían en un escenario de incertidumbre entre altos directivos de esas compañías.

 “Como gobierno estamos preocupados y ocupados de que las empresas públicas mantengan siempre en Chile una gestión proba primero, eficiente y eficaz”, afirmó Valdés. Añadió que en los últimos meses la Contraloría General de la República “ha tenido una serie de pronunciamientos que cambian significativamente la interpretación que existía hasta ahora de varios aspectos que tienen relación a cómo se manejan las empresas públicas, cómo es una buena administración de las empresas públicas”, comentó. Sostuvo que en las últimas semanas recibió numerosas preocupaciones, tanto de presidentes, directores y gerentes de estas compañías “por el efecto que estos dictámenes podrían tener en la gestión eficiente de las empresas”.

En este sentido, el jefe de las finanzas públicas manifestó que el Ejecutivo ha venido expresando su preocupación a la Contraloría “en una serie de reuniones que hemos tenido a distintos niveles, más técnicos, menos técnicos, desde marzo de este año. Específicamente, hemos pedido a la Contraloría que clarifique un conjunto de situaciones que a nuestro juicio ponen en riesgo una adecuada administración de las empresas públicas”. Insistió en que “a pesar de la buena disposición que ha tenido el contralor para estas conversaciones, creemos que es necesario clarificar mejor una serie de aspectos que aún no nos parecen suficientemente claros”. 

El ministro dijo que “hoy percibimos que se empieza a instalar un escenario de incertidumbre en la administración superior de varias de estas empresas respecto de por ejemplo a sus facultades, hasta dónde llegan, lo que evidentemente puede impactar el su buen funcionamiento”. Tras señalar que comprende esta preocupación de los directorios, añadió que el Ejecutivo respaldará las medidas que ellos consideren apropiado tomar y no descartó la necesidad incluso de que “algunos de estos temas sean resueltos por los Tribunales de Justicia, como corresponde en un Estado de derecho”.

Aclaró que su decisión de hacer pública esta posición responde a la convicción que “es muy importante tener certeza jurídica respecto al marco que rigen a las empresas públicas y además que ese marco garantice que las empresas tengan una gestión adecuada, competitiva, con los controles y reglas de control en general adecuados”.

Otros temas

El titular de Hacienda también fue consultado respecto a las acusaciones de un supuesto espionaje en las oficinas de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa). Al respecto, agregó que “esto es de la máxima gravedad, requiere de una investigación cuidadosa para saber qué está pasando y además requiere que todos rechacemos fuertemente este tipo de prácticas”.

Consultado sobre el paro de los funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas, recordó que existe una mesa de trabajo “que ellos dejaron hace algunos días y esperamos que vuelvan”. Enfatizó que un foco principal de la controversia está en “la rapidez de cómo se implementa un acuerdo que ya tenemos”.

Sobre el protocolo de acuerdo por el aumento de dotación, el ministro sostuvo que “aquí sabemos dónde vamos a llegar, la pregunta es cuán rápido vamos a llegar y la pregunta es si Chile puede hacer gastos rápidos en cualquier cosa en un año”. Explicó que la propuesta de la dirigencia establecía 95% del gasto en el primer año. “Si hemos hecho el avance en gratuidad más gradualmente de lo que nos gustaría, si hemos aplanado construcciones de hospitales, de salas cunas, yo entiendo que cualquier chileno se da cuenta que no podemos, por muy buen acuerdo que exista, hacer todo de una vez”, aseguró.

Por último y en cuanto al pago de remuneraciones de quienes se han sumado a la movilización, Valdés reafirmó que “el Contralor ya ha comunicado que deben aplicarse las medidas normales: en Chile se pagan sueldos cuando uno trabaja, no cuando uno no trabaja”.

Ir arriba