• version imprimible
Miércoles, marzo 13 de 2019

Titular de Hacienda anuncia nuevo monto máximo para despacho simplificado de importaciones y exportaciones

“Nuestro interés es facilitar y hacer más expeditos los procesos de comercio exterior, por eso hoy anunciamos esta buena noticia para los chilenos”, resaltó el Ministro Felipe Larraín, quien enfatizó en importancia de la fiscalización de Aduanas.


El Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, junto con el Director Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, anunciaron hoy una importante medida para fomentar la competencia en la importación y exportación de mercancías, a la vez de reiterar el compromiso de Aduanas con la fiscalización de los paquetes que ingresan a nuestro país.

En concreto, se trata del incremento del límite a los montos de importación y exportación que pueden tramitarse a través de una empresa de envío rápido o courier, sin requerir de un agente de aduanas, según lo anunciaron las autoridades en una actividad en el Aeropuerto Arturo Merino Benítez.

Antes de esta reforma, los montos máximos para despacho sin la intervención de un agente de aduana eran de US$1.000 en el caso de las importaciones y de US $2.000 para las exportaciones. Ahora, con el ajuste incorporado, el monto máximo para el despacho de importaciones y exportaciones sin requerir de un agente de aduanas subirá a US$3.000.

“Nuestro interés es facilitar y hacer más expeditos los procesos de comercio exterior, por eso hoy anunciamos esta buena noticia para los chilenos. Queremos fomentar más la competencia en la importación y exportación de mercancías, lo que beneficia especialmente a personas y pymes, además de reiterar el compromiso de Aduanas con la fiscalización de los bienes que ingresan a nuestro país”, dijo el Ministro de Hacienda, quien junto al Director Nacional de Aduanas y el presidente de Asociación de Transporte Expreso de Chile, Atrex, Luis Miranda, hicieron un recorrido a los procesos de fiscalización aduanera.

Con esta medida, un 95% del número de operaciones de las empresas de envío rápido ya no requerirán de la intervención de un agente de aduanas.

La autoridad indicó que este cambio fomenta la competencia al reducir los tiempos de tramitación, lo que se traduce en beneficios para el consumidor final.

“Esto va a hacer más eficiente el proceso de comercio exterior y mejorará la competitividad de nuestras empresas, particularmente de las pymes. Con la medida, estamos pasando de tiempos promedios de seis días a cuatro horas, por ende, no solo estamos haciendo más rápido el proceso, sino que además posibilitamos tener la mercancía antes y eso disminuye el costo del comercio exterior”, sostuvo el Ministro de Hacienda.

La autoridad agregó que con el nuevo límite las pymes podrán explorar nuevos mercados, llegando con mayor rapidez y menores costos a los mercados de destino, como por ejemplo la industria del vino que muchas veces requiere enviar muestras a las ferias comerciales o concursos internacionales a efectos obtener calificaciones, que más tarde se convertirán en grandes envíos.

Para tener un orden de magnitud, en 2018 las empresas de envío rápido realizaron un total de 1.370.435 operaciones que en términos de montos alcanzaron los US$ 1.486 millones. De este monto, US$ 140 millones fueron de despacho simplificado, el resto requirió de un agente de aduana. Con el nuevo máximo de US$ 3.000 el monto a tramitar bajo el sistema de despacho simplificado sube de US$ 140 millones a US$ 265 millones, prácticamente se duplica.

El Ministro de Hacienda explicó que el monto establecido tiene por objeto mantener un balance entre la eficiencia de los envíos tramitados por empresas de envío rápido y el adecuado cumplimiento de las funciones del Servicio Nacional de Aduanas.   

El Director Nacional de Aduanas, José Ignacio Palma, indicó que la entrada en vigencia de esta norma permitirá tener un control de fiscalización efectivo sobre estas importaciones. “En el caso de estos envíos tenemos información anticipada que nos permite hacer fiscalización selectiva aplicando modelos de gestión de riesgos. De esta manera no sólo logramos reducir las brechas de evasión fiscal, sino que preservamos nuestro rol que nos compete como Servicio, que es el de resguardar la seguridad de nuestro país frente al fenómeno del aumento de comercio ilícito de mercancías”, explicó Palma.

Ir arriba